Noticias

¡Cuidado! Estas son las peores dietas para bajar de peso

Si uno de tus propósitos de Año Nuevo es bajar de peso, procura alejarte de las dietas que ponen en riesgo tu salud.

Dietas
Foto: Noticieros.live

Sin duda alguna, uno de los propósitos más perseguidos es bajar de peso lo que deriva en dietas que pueden perjudircar gravemnete la salud.

Esto ocurre por el desconocimiento generalizado de dietas y alimentación balanceada, por eso las personas deciden perjudicar su bienestar con tal de alcanzar una meta.

Dietas
Foto: Pixabay

En consecuencia, te dejamos las cuatro peores dietas según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), de esta forma evitarás seguirlas y poner en riegso tu salud.

Las 4 dietas menos indicadas

Sin embargo, lo primero que debes hacer es reconocer una mala dieta en cuenta la leas, ya que se distinguen por ser sensacionalistas y muy restrictivas.

Asimismo, prometen perder mucho peso en poco tiempo, siendo insostenibles a largo plazo. Carecen de de sustento científico y a menudo recurren a decisiones “milagrosas y peligrosas”.

Cabe resaltar que tienen efecto “rebote” y efectos secundarios que pueden poner en riesgo la salud, por lo que son desaconsejadas para una pérdida de peso saludable.

1. Dieta de los sustitutos adictivos: alcohol, tabaco o pastillas adelgazantes

Es bien sabido que varios artistas y famosos suelen fumar en lugar de desayunar, pero el cigarro no es lo único que se utiliza como sustituto de comida.

También el alcohol y algunas pastillas adelgazantes o activadoras del metabolismo, con estas dietas se suelen perder cuatro kilos o más al mes.

El problema con esta dieta es que el cuerpo deja de recibir nutrientes, lo que compromete la calidad celular y fomenta la aparición de enfermedades.

Además, tienen efecto de rebote ya que al tomar estas sustancias desplazamos el consumo de alimentos naturales, generando una situación de déficit calórico.

2. Dieta Sirtfood

Esta dieta basa sus beneficios en la acción de las sirtuinas, unas enzimas que reducen el estrés oxidativo, favoreciendo la ralentización del proceso de envejecimiento y la pérdida de peso.

Su premisa es comer alimentos que contengan estas sustancias o las activen, como:

  1. Manzanas
  2. arándanos
  3. alcaparras
  4. cebollas
  5. col rizada
  6. rúcula
  7. tofu
  8. trigo
  9. café
  10. té verde
  11. chocolate negro
  12. nueces
  13. perejil
  14. cúrcuma
  15. aceite de oliva virgen

Debido a la rápida perdida de peso que origina esta dieta, existe un  elevado riesgo de desnutrición, ya que con un aporte calórico tan reducido y un abanico tan escaso de alimentos permitidos no se cubren las necesidades de energía y nutrientes.

Por lo que, se pueden generar problemas de salud como hipoglucemia, caída de pelo, fatiga, lesiones musculares, ansiedad o pérdida de masa ósea.

Dietas
Foto: Noticieros.live

3. Dieta de la manzana

“Consiste en ingerir solo manzanas durante un periodo largo de tiempo, mínimo 2-3 semanas, en el que se pueden perder entre 4 y 6 kilos”, expresa la dietista Andrea Marqués.

Cualquier monodieta supone una restricción calórica excesiva, acompañada por una gran carencia de nutrientes.

Además, alimentarse sólo con manzanas genera un gran déficit de proteínas que va a llevar al cuerpo a la pérdida de masa muscular.

A su vez, la restricción calórica excesiva nos causará malestar general, decaimiento, mareos y apatía, a los que se sumaría un déficit de importantes vitaminas del grupo B o D, todas ellas implicadas en procesos metabólicos e inmunitarios.

4. Dieta keto

Promete una pérdida de dos a tres kilos por semana con un plan de alimentación que reduce excesivamente los carbohidratos, aumenta el consumo de grasas y modera la ingesta de proteínas, buscando generar en el cuerpo una situación de cetosis similar a la que se produce con el ayuno.

En consecuencia, puede generar estreñimiento (a causa del consumo limitado de fibra), la halitosis, dolores abdominales y alteraciones del gusto. 

Finalmente, las y los expertos recomiendan una dieta balanceada, con ingesta moderada y realizar ejercicio, al menos, tres veces por semana.

Además de ser perseverante para poder ver los resultados que genera a largo plazo en el físico y el bienestar logrado en la memnte y el cuerpo.

Cuidar el consumo de alimentos puede ayudar a fortelecer el cuerpo y a prevenirlo de enfermedades.